dimarts, 13 de maig de 2014


Hola, corazones.

Hoy nos hemos sobresaltado con una noticia in-croy-a-ble -increíble, vamos-. Que el Consell Mes Pur de Tota La Nostra Historia está consolidando, que es la forma de decirlo en fino, a los que había elegido antes a dedo.




El Consell acelera la designación ´a dedo´ de 700 altos funcionarios

La mayoría de los puestos clave de la Generalitat estarán cubiertos por empleados de confianza al acabar el año - Será la herencia del próximo gobierno


Foto: El Tripartit dels Suricats d´Esquerres. Sembla que diguen: Quina pényora ens han deixat els recabróns, xe tú.

Claro, lo normal. Ya se sabe que se trata de colocar a los amiguetes. Lo hacen todos los partidos. Y, además, dejarlos bien colocados por si viene un cambio de gobierno -el maldito Tripartito- y los destituyen.

El problema es que aquí, como en ningún sitio del Estado se ha hecho de libre designación dedil hasta el Tato. Y todo gracias a la grandes reformas des-estructurales que la cocina de la Conselleria de Miguelete -los migueletinos y migueletinas- han elaborado con primor para satisfacer a sus jerifaltillos  y, de paso, colocarse ellos, que la caridad bien entendida empieza por uno mismo.

Un chiste:




El cómo se ha fraguado este no-sistema  de provisión a los puestos de mayor responsabilidad-con-mayor inestabilidad es fruto de los extraños y coincidentes intereses de los gobernantes y sus edecanes favoritos del momento. Es  la llamada  estructura Roger Rabbit que permite tener un cohesionado grupo de fieles para poder  decir  eso tan bonito de la culpa es de los técnicos.

Un poco de historia de la Administrasió -de nosotros mismos, vamos-.

La citada estructuración necesitó en su día la modificación de las leyes de función -de defunción- pública que trasladaban los preceptos básicos de la legislación estatal. Ya sabéis: la Ley 30/1984, la Ley 10/1985 y sus reformitas anuales aprovechando las leyecitas de mesures de todo a cien.

Gracias a estas leyecitas, se inventaron los puestos conocidos como indistintos, que permitían -y permiten- a su vez, que fueran de libre designación.

Esa pirueta, ese retruécano, ese calambur jurídico -honra y prez de los juristas valencianos- pues, decimos, llegó sin mucho agobio/protesta sindical -a fin de cuentas era el time PP, el ancha es Castilla de nuestra Ley 10/2010-, cuyos parteros fueron los jerarcas de los sindicatosresponsables, estos sí que son por concurso: llevan de media 25 años sacrificándose por todos nosotros, sin que haya remoción ni Pronto Jabonoso que los quite.


GENERALITAT Y SINDICATOS CIERRAN EL ACUERDO SOBRE CONDICIONES DE TRABAJO Y RETRIBUCIONES HASTA EL AÑO 2015


Pues bien, decíamos que algunos conspicuos residentes del Miguelete`s World por haber plastilinizado  la Función Pública Valenciana como algo entre infantil y circense, por aquello del más difícil todavía y que alegraba siempre el corazón, se ven obligados a consolidar a los más de 700 puestos libre-designación que existen y a hacerlo a tota virolla.

En fin, pues a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Pan para hoy, hambre para mañana. En definitiva. Inestabilidad, rencores y maledicencias facilitados por la conjunción de la ambición con la incapacidad de defender lo público y los principios constitucionales que lo sustentan.

Un homenaje, que no nos queremos poner estupendos.-





Por asociación de ideas con lo del circo hoy os ponemos un video Los payasos de la tele. Nos parece alegóricamente ilustrativo de lo que ha supuesto el take away entre las Consellerias y los masterchefs de Miguelete, 5. Aunque, basado en hechos reales como una peli del domingo por la tarde en Antena 3, no tiene nada que ver con funcionarios existentes o existidos, que luego venís a preguntarnos maliciosamente si es zutanito o menganita.

Música, maestro:


Hola don pepito, hola don josé


 


 
HEYSENBERG

DIFUNDE EN LA RED