dijous, 3 de juliol de 2014

(Parental advisory: que conste que no vamos a dejar un títere con cabeza. Y lo dejamos claro: cualquier parecido con la realidad NO es pura coincidencia)

Hola, Corazones de Borbonia:

El otro día nos dimos un susto cuando hojeando -digitalmente, claro- El Mundo-Comunidad Valenciana, nos encontramos con la siguiente noticia en primera:

POLÍTICA Los funcionarios públicos
Nadie quiere firmar
 




Bajo la noticia completa. Leedla, si us plau -es que estamos preparándonos  para hacerle la pelota al Bloc-:


Nadie quiere firmar


Os la resumimos: los funcionarios, avisados de lo que le ha pasado a algunos de sus compañeros de profesión, que están hechos Fosfa-Tina, tienen miedo, mucho miedo ... miedo de firmar

Y entendemos que miedo a firmar se refiere a firmar documentos que encubran o realicen un delito, o dos, o tres ... vamos como el Mambo pero recitando el Código Penal de 1995.

Claro, ahora lo entendemos todo. Algún funcionario, de los que se necesitan para firmar una propuesta de resolución, un informe, una resolución incluso, tienen miedo.

¿Y porque tienen miedo? Pues porque los pueden cesar -infinitivo mal empleado: uno cesa, no lo cesan. Es un intransitivo, leche-. ¿Y por qué los pueden cesar? Pues porque, de manera continuada, firme, resuelta y taimada, TODOS LOS PUESTOS CON RESPONSABILIDADES ESTÁN LLAMADOS A SER DE LIBRE DESIGNACIÓN.

Sí, sí. Ya lo sabemos, que vamos a decir lo de siempre. Pues sí, claro que sí, y además lo vamos a decir con la letra gorda como de gritar en los chats: LA ADMINISTRACION DE LA GENERALITAT VALENCIANA ESTA ABSOLUTAMENTE COLONIZADA POR EL GOBIERNO DEL PARTIDO POPULAR.

Y, los más ingenuos de vosotros, diréis: no, no puede ser, si aquí se hacen oposiciones, concursos, concursos-oposiciones, funcionarizaciones, comisiones de servicio, adscripciones provisionales deben hacerse de forma legal.

Pues sí, tenéis mucha razón. Se han hecho de forma legal. El problema es que, desde el ya lejano 1995, en época del Zaplanato, después el Olivato, siguiendo el Pacotato, y acabando con el Fabrato, de lo que se ha tratado es de retorcer el texto de las leyes para encontrar siempre una rendijita, más bien, el Rift Valley, para colocar a todo quisque que, habiendo jurado lealtad al Partido Popular, buscara un lugar bajo el sol que más calienta.

Y estas ocurrencias se pergeñaron en La Cripta de Miguelete, 5, como ya tuvimos ocasión de enseñaros.

Y el caso es que, para tener las complicidades necesarias, pues mira, aquí no hubo problemas para firmar. Mirad si no
 


Foto: Daniel Palacios CSIF, Luis Lorzano, un señor de Comisiones y el Gran Paco, Paco, paco

Generalitat y sindicatos ratifican el Pacto por la Sanidad, que hará fijos 4.500 puestos y creará 5.500 plazas

Ambas partes reconocen la necesidad de que el nuevo modelo de financiación autonómica reconozca el incremento de un millón más de población de la Comunitat para garantizar el sistema sanitario.

 



Foto: Aquí, casi los mismos, bueno unos poquitos más. Venían muy contentos de firmar era el año 2008 y se pactó que todo el mundo iba a firmar y a no montar pollo. Curiosamente, el pacto, la firma y la foto fueron un mes antes de las elecciones del 2008. A eso se llama: centrados en ti.




Foto: Rafa parece que ya esté detrás la reja de un chabolo de Picassent.





Foto: Esta, muy reciente. Todos firman muy contentos. Igual es que son sindicalistas por concurso y no los pueden cesar.

Bueno, lo dicho. Por lo que se ve, la senda de los acuerdos, seguida firmita a firmita, pues luego nos lleva a esto:

Un informe de UGT pone en relación la privatización y la mortalidad en Valencia




Foto: El Cándido Méndez, también conocido como Oso Yogui, junto al líder Lorzano.

Política
UGT acusa al PP valenciano de provocar 2.752 muertes prematuras con su modelo de gestión privada de la Sanidad



El caso es que, por firmas no ha sido. Entonces, claro, a ver si la firma en los acuerdos era, simplemente, un pacto de no agresión y  reparto.

Vamos, el modelo Alzira, donde, según nos cuentan nuestros infiltrados, los sindicatos perrunos se repartieron las plantas del Hospital para colocar a los suyos.

Por ejemplo:
Enchufes en el origen del 'modelo Alzira'
El Hospital de la Ribera, en la localidad valenciana de Alzira (el primero de colaboración público-privada de España) es, según el mapa consultado por ECA, otro de los focos de estos supuestos enchufes.
Dos hijos, una hermana y una sobrina de Ángeles Matoses Climent, que fue comisionada de la Consejeria de Sanidad en el Departamento de Salud del centro entre 2007 y enero de 2013, entraron a trabajar en el Hospital de La Ribera.
Además, su marido, una cuñada, otra hija y la mujer de un sobrino de Ángeles Matoses ocupan distintos cargos en el centro de salud de la cercana localidad de Sueca.


En fin, que las firmas sindicales nos llevaron a estos miedos funcionariales. Por eso no podemos estar de acuerdo con alguna declaración que, de una forma un tanto blandita, como muy de la rama Abadía de Montserrat, entone una especie de jeremiada del estilo a lo mejor no hemos sido lo suficientemente claros y duros ante todo lo que ha pasado.

Hostias, pues claro que no.

Es que lo que no habéis firmado, pues os habéis hecho la puta i la Ramoneta, a ver si, en plan fariseo y sin significarse demasiado contra el Gobierno de la Generalitat, pues podíais estar en misa y repicando.

Por eso, lo de la foto y la noticia que encabeza el escrito, pues nos da un poco de risa.





Foto: Es en la puerta de La Cripta-Miguelete, 5. El poli, se ríe: portaros bien, un poquito de lío y luego a casa a comer.

En resumen:




O de aquellos pactos, vinieron estos miedos.

 
HEYSENBERG.

DIFUNDE EN LA RED