dilluns, 13 d’octubre de 2014


CGT ha denunciado ante la Inspección de Trabajo el accidente ocurrido el 14 de agosto en el Complejo Administrativo 9 de octubre, en el que los herbicidas utilizados en la fumigación de los jardines, se introdujeron  en el sistema de conducción del aire acondicionado, afectando al personal del Centro de Salud Pública de Valencia.

Según el testimonio de los trabajadores, el  local se desalojó durante más de dos horas. En aquel momento, según la información verbal facilitada 
al personal por la Dirección del Centro de Salud Pública, la solución que se dio fue lalimpieza de los conductos del aire mediante ventilación forzada.

El sindicato ha solicitado a la Inspección que se investiguen las circunstacias del accidente, y que se  requiera a la Administración del Complejo, que depende del conseller Moragues, para que aporte toda la información administrativa generada sobre el accidente y un informe expreso sobre las causas, la evaluación de las consecuencias, las medidas adoptadas para garantizar la eliminación de todos los residuos toxicos del sistema de conducción del aire acondicionado, y las que se deban adoptar para que el accidente no vuelva a repetirse, puesto que a dia de hoy todavía no se ha informado sobre estas cuestiones a los trabajadores, que han manifestado su profunda y justificada preocupación por lo ocurrido y sobre las consecuencias para su salud.

El sindicato denuncia la descoordinación existente en el funcionamiento del Complejo, que se mantiene un año y medio después de su puesta en marcha. Existen funciones, tan importantes como la prevención de riesgos laborales, que no se tiene claro a quien corresponden, si a la Subdirección responsable de la Administración del Complejo, o a cada una de las Consellerias que ocupan las dependencias.

El accidente refleja también la falta de coordinación efectiva con las múltiples empresas que prestan servicios en el Complejo, coordinación que exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Otros graves problemas de seguridad del Complejo  todavía no han sido resueltos, como la realización de determinadas obras exigidas por el Ayuntamiento de Valencia para otorgar la licencia de actividad (un año y medio después de que el Consell decidiera iniciar la actividad) que inciden en la seguridad del personal y de los usuarios y usuarias que acuden a realizar gestiones al Complejo.

Asimismo, la denuncia de CGT exige que se cumpla la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que se evalúen los riesgos tanto del local ocupado por el Centro de Salud Pública, como  de los puestos de trabajo del personal y que se compruebe el cumplimiento de las condiciones ambientales mínimas exigidas por el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, dado que son numerosas las quejas del personal desde que se instalaron en mayo sobre los problemas de ventilación del local, situado en un sótano, sin ventilación ni luz natural, que ha generado problemas respiratorios y molestias en ojos y garganta.

CGT exige igualmente a la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, que aproveche mejor los conocimientos del personal funcionario de la Conselleria y que promueva de verdad políticas de sostenibilidad y de protección del medio ambiente, proponiendo de forma inmediata a su colega Moragues, que administra el Complejo, que dejen de utilizarse productos tóxicos, nocivos y contaminantes  en el cuidado de los jardines del Complejo, cuya eficiencia y sostenibilidad está puesta en duda desde el primer día que comenzó a funcionar.

Desde CGT demandamos menos marketing sostenible y más acciones serias y responsables para  resolver los graves problemas ambientales y de salud pública que genera la gestión del Consell.

 


 
HEYSENBERG.


DIFUNDE EN LA RED