dimarts, 12 de novembre de 2013

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.

Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.

Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada



Martin Niemoller



DEL PORQUÉ LA CGT NO SE VENDE. DE PORQUÉ AVISAMOS QUE LAS PREBENDAS -TAMBIÉN LLAMADO RECUPERACIÓN DE DERECHOS-  SON EL NARCÓTICO PERFECTO PARA IR AL MATADERO.







DIFUNDE EN LA RED