dimecres, 10 d’octubre de 2012


V A E R S A, o la casa de Juan Palomo:
yo me lo guiso, yo me lo como
...a guanyar diners



En VAERSA tienen dinero de sobra y por eso se lo regalan.

En VAERSA, rige el principio de que la productividad bien entendida empieza por uno mismo.

En VAERSA no saben de leyes de reducción de déficit, porque ellos son otra cosa.

En VAERSA manda Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como.

Pero en VAERSA hay directivos con su corazoncito que lo están pasando muy mal porque la gente se está enterando de lo que cobran a escondidas.

Y como en VAERSA no hay Departamento Jurídico ni se tiene comunicación fluida con la Abogacía de la Generalitat, pues a alguien se le ha ocurrido gastar un montón de dinero público para contratar a un despacho de abogados de mucho ringo-rango, con grandes especialistas en la protección de gatos (sí, sí, está bien escrito).

Y este despacho especializado en la protección de gatos ("hombre sagaz y astuto" o "persona servil", según las acepciones novena y decimoséptima del Diccionario de la Academia), por encargo de VAERSA, nos ha pedido, a nosotros, a la Confederación General del Trabajo, que les digamos quiénes han vulnerado la ley de protección de gatos por haber entregado supuestamente un fichero de gatos conteniendo los nombres de quienes han cobrado un latisueldo por aplicación del principio L'Oreal, es decir, porque yo me lo merezco.

Pues bien, la Confederación General del Trabajo, de acuerdo con su principio fundacional de erradicar la ignorancia y el servilismo de las mentes reacias a los principios de la Ilustración, quiere aclarar a propios y extraños que:

a) Los datos referidos a la percepción del complemento de productividad son, por propia disposición legal, de público conocimiento. Es más, las Administraciones públicas, en sus más variopintas formas de personificación, ESTÁN OBLIGADAS A PUBLICAR LAS CANTIDADES Y SUS PERCEPTORES. Así lo decía la Ley 30/1984, de 2 de agosto, el Estatuto Básico del Empleado Público y la Ley 10/10, de muchísimas cosas y de la Función Pública.

b) Que el interés de los funcionarios, laborales y Sindicatos en saber quién y porqué está más que justificado, porque el dinero SALE DE LOS MISMOS PRESUPUESTOS PAGADOS POR LOS IMPUESTOS DE TODOS.

c) Que, de producirse un desvío de dinero no justificado, la cópula directiva de VAERSA, así como la de la Conselleria de Miedo Ambiente, podrían estar incurriendo en ilícitos contables y aún de tipo penal: malversación, prevaricación y otros comportamientos reprochables.

d) Que, a mayor abundamiento, el pago a bufetes especializados en protección de gato, queda fuera del objeto de la mercantil VAERSA, por lo que añadiremos a nuestras demandas ante el Tribunal de Cuentas y Fiscalía este nuevo episodio de dipsomanía pecuniaria.

(en la prensa...)
Levante-EMV. Sábado 06 de octubre de 2012

Blanco: ´El PP da negocio a despachos por informes a la carta´

El portavoz adjunto de EU en las Corts Ignacio Blanco acusó ayer al Consell de haber "abusado" de la contratación externa de servicios jurídicos para dar "negocio a sus amigos, que conforman una oligarquía de despachos privados financiados generosamente con fondos públicos, a cambio de informes favorables a los intereses del PP" (...)

Levante-EMV. Sábado 06 de octubre de 2012

Vaersa ficha un bufete para denunciar a CGT pese a pagar abogados del Consell

(...) Según denunció ayer el diputado del PSPV Rafa Rubio, pese a disponer de estos recursos públicos, "la entidad dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente ha contratado a un bufete de abogados externos para que amenace al sindicato CGT por haber hecho públicos los datos del pago de productividades ilegales en Vaersa".
El diputado del PSPV exigió a Vaersa que explique por qué se gasta dinero en una asesoría externa "cuando tiene la asistencia pagada y, además, dispone de abogados propios". Rubio pidió al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y a la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, que "metan mano a los gestores de Vaersa" porque "creen que pueden hacer lo que quieran". (...)

DIFUNDE EN LA RED