dimarts, 7 d’agost de 2012


La Confederació General de Treball ha remitido una carta a Serafín Castellano en la que exige que se apliquen de forma inmediata las previsiones del PATFOR (Plan de Acción Territorial Forestal) sobre medidas de prevención en materia de incendios forestales y se dote de recursos la prevención y extinción de incendios.

En el documento pasado por registro para Serafín Castellano, Conseller de Gobernación, la CGT le señala como responsable máximo político en la decisión de cuáles son las medidas preventivas y de extinción que se llevan a cabo en el ámbito del País Valenciano. Así, en caso de incendio, el sindicato hace hincapié en que, si los recursos de prevención y extinción fueran los adecuados, en un lapso de tiempo razonable el fuego estaría controlado, algo que evidentemente no ocurrió en los incendios que calcinaron 50.000 hectáreas a principios de julio.

En este sentido, para CGT, la decisión de disminuir la dotación de medios para la extinción de incendios forestales no se correspondió en absoluto con los riesgos puestos de manifiesto por la documentación manejada por el propio Consell. Y es que la asignación de medios y recursos para la prevención y extinción de posibles incendios en las áreas afectadas fue precisamente la contraria a la que debió adoptarse de acuerdo con criterios técnico-preventivos en materia forestal ya que Gobernación retiró medios de extinción en zonas consideradas de riesgo grave de incendio forestal.

En 2010, Gobernación recortó brutalmente los medios destinados a la extinción de incendios forestales; se suprimieron 31 Brigadas de Refuerzo y 17 Autobombas con sus medios personales, lo que supone la supresión de 380 brigadistas.

Tras demostrar que la retirada de los medios no se basó, como se ha justificado, en razones técnicas que indicaran una disminución del riesgo y la peligrosidad de incendios forestales, sino en razones de índole presupuestaria sin ningún rigor técnico, puesto que los estudios técnicos aconsejaban precisamente todo lo contrario, el sindicato advierte que el incremento del riesgo de incendios en prácticamente todo el territorio forestal de la Comunidad Valenciana, debió tener como consecuencia necesaria el incremento de medios materiales y humanos con su coherente mantenimiento y sostén a lo largo de todo el año - contratación con garantías totales de estabilidad laboral, no precaria y como mínimo por 9 meses cada una de las brigadas (los incendios se apagan en invierno) - destinados a la extinción de incendios forestales y no, en absoluto, la retirada de medios.

CGT insta por tanto a que, con el fin de evitar una nueva catástrofe, se adopten de forma inmediata medidas urgentes.

Por último, CGT indica que los servicios jurídicos están realizando una valoración exhaustiva de las actuaciones, omisiones y responsabilidades a todos los niveles contraídas por Serafín Castellano y que se adoptarán las acciones legales y de movilización social que se correspondan con la magnitud de la irresponsabilidad demostrada.

Gabinete de Prensa CGT-PV

Valencia, 26 julio de 2012

DIFUNDE EN LA RED