dijous, 26 d’abril de 2012


Si el Primero de Mayo de 1886 la lucha de las y los trabajadores era por la consecución de la jornada laboral de 8 horas (8 horas de trabajo, 8 horas de cultura, 8 horas de descanso) y la respuesta del estado fue la represión y el asesinato. Hoy, 126 años después, la situación de explotación de las castas dirigentes hacia los trabajadores y trabajadoras no es menor.

El Primero de Mayo es el día de la dignidad de la clase trabajadora, de la reivindicación de la justicia social, del recuerdo y el homenaje a los que luchan contra la explotación y a favor de la emancipación de los trabajadores. Un día para seguir luchando.

Este es un sistema que necesita muchos pobres que trabajen en las peores condiciones posibles y que hagan todos los esfuerzos para que unos pocos disfruten de los beneficios.

Las Reformas Laborales, el aumento de la edad de jubilación, la bajada de salarios, los contratos en precario, los recortes y el desmantelamiento de los servicios públicos hacen necesaria la movilización de todos los sectores de la sociedad contrarios al pacto social.

En ese sentido, CGT, CNT y SO llamamos a los trabajadores y trabajadoras, empleados o en desempleo, a estudiantes, jubilados y a ciudadanos en general a participar en las movilizaciones que convocamos para el 1º de Mayo, una jornada que debe dar continuidad a la dinámica de lucha puesta en marcha. Las acciones realizadas durante la Huelga General del 29 marzo nos marcan el camino a seguir y no debemos dar tregua, pues ellos no descansan en sus agresiones.

Igualmente, apoyamos las movilizaciones convocadas a nivel mundial y en el estado español para las jornadas del 12 y 15-Mayo.

Tenemos que seguir luchando, tenemos que seguir en las calles y plazas, es necesaria una nueva Huelga General hasta conseguir nuestros objetivos, porque la lucha es el único camino para recuperar todo lo que nunca han querido darnos y hemos tenido que tomar con nuestras manos y que ahora pretenden robarnos.

VIVA EL 1º DE MAYO

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA

DIFUNDE EN LA RED