diumenge, 15 de maig de 2011

Participamos de un engaño tras otro, de manera más o menos consciente, aunque, en parte, dirigidos.

Manipulados, se nos ha atrofiado interesadamente la capacidad de rehacernos de nuestros fracasos, tanto personales como colectivos, ¿qué fue del prometido proyecto de Estado del bienestar? ¿nos dirigimos a una selva de privatizaciones depredadoras sin fin? Eso es descontrol. Eso es desesperanza inducida.


Existen recursos ya estudiados para superar estos bloqueos. Utilicémoslos.


En primer lugar, SER CONSCIENTES, definir la situación. Nos han traicionado hasta aborrecer el sistema y, además, nos han engañado con distracciones provocando una adicción perniciosa e incapacitante. Porque esto no es otra cosa que una adicción a una droga: nos proporciona placer, pero es falso, nos mantiene ocupados y distraídos, pero no ocupados de lo importante. Nos estimula pero nos debilita. Escapismo, sedar el pensamiento, droga, consumismo, ¿quieres más droga?, tendrás más tolerancia, pero menos efecto: ¡aumenta la dosis!, más y más consumo, pero dispondrás de menos recursos, luego serás más esclavo, tendrás más deudas y tendrás que adquirir más compromisos, no importa, da igual si el dinero es tuyo o no, pacta, pacta, trapichea, transige con lo que sea …o será peor!!


¿Nos suena, verdad? Todos participamos en ese mercado. Pero eso no lo hace correcto, no lo justifica, el final será el mismo: la ruina, LA VENTA de TODO LO PÚBLICO, la esclavitud, la anulación y LA VERGÜENZA de no haber movido un dedo en su momento. Queramos verlo o no, la conciencia nos perseguirá, pero será tarde, ya no tendremos NI TRABAJO NI RESPETO por nosotros mismos.


En segundo lugar, decir: NO ME DA LA GANA, me niego, no asumo esta podredumbre y no participo de ella. No me engañáis más, os conozco, sé quiénes sois aunque os envolváis bajo mantos de respetabilidad, de poder, de progreso, de falsos defensores del bien público, de “sindicalistas profesionales” falsos defensores del trabajador: ESTÁIS ENFERMOS Y PODRIDOS, todos lo sabemos y ya no os vamos a votar.


En tercer lugar, promover ACCIONES CONCRETAS, enseñar a la gente a pensar y a tener sentido crítico, hay que despertar la creatividad, generar procesos de AUTENTICA PARTICIPACIÓN y compromiso. ¿Cómo? EXIGIENDO, pidiendo cuentas a nuestros “representantes”, quejándonos, reclamando lo prometido. Sólo entonces saldremos del temor y aportaremos lo mejor de nosotros mismos, porque NADIE LO HARÁ POR NOSOTROS. Ya hemos visto cómo nos va con especialistas y profesionales de la política y del sindicalismo, mejor QUE SE VAYAN TODOS, no les dejemos hacer. Parece más cómodo delegar pero no nos lo podemos permitir.


Tenemos bastante a nuestro favor. Los que aún tenemos trabajo, somos libres porque podemos dedicar nuestros esfuerzos, ya no a cubrir necesidades básicas, sino a luchar por cambiar las cosas, en la medida de nuestras posibilidades, pero potenciando valores que quieren que olvidemos: la honradez, no permitiendo dobles raseros, enchufismos, privilegios y ventajas ilegales, señalando, afeando esas conductas, no callando ni, aún menos, participando del botín. La justicia, defendiendo el principio de legalidad, NO MIRANDO HACIA OTRO LADO con la excusa fácil del YO NO PUEDO HACER NADA, sí que puedes: DEBES, lo que no puedes es obedecer órdenes ilegales y ser partícipe de sus chanchullos. La solidaridad: apoya al que intenta oponérseles, porque merece la pena, luchas con él pero luchas por ti, luchas por todos.


Los que luchan nunca pierden. Pierden los perdedores, es decir, los que no luchan. Los peces que siguen la corriente es porque están muertos, los vivos: luchan contra ella.


Nosotros estamos vivos, sólo prometemos lucha.

INDÍGNATE y reacciona. POR TU FUTURO

DIFUNDE EN LA RED